Seguramente ya sabéis que estamos viviendo 1 año en Japón gracias a un visado de Working Holiday. Este tipo de visado está enfocado a jóvenes de entre 18 a 30 años y te ofrece la posibilidad de vivir en el país nipón.

Te permite además trabajar con contratos a media jornada (baito, como ellos lo llaman), ya que se supone que lo que sobra de tiempo debes estar de vacaciones, visitando el país, conociendo la cultura, etc. Ese es el principal motivo de este visado, Japón quiere darse a conocer entre jóvenes y ha facilitado la entrada al país.

1. Tarjeta de Residencia en el Aeropuerto

Esta tarjeta es la más fácil de adquirir ya que te la dan directamente en el aeropuerto. Cuando haces el tramite de migracion tienes que decir que tienes un visado Working Holiday y enseñarles tu pasaporte.

Te harán rellenar un documento con los datos de tu alojamiento en Japón y algún numero de teléfono (nosotros pusimos el de nuestro casero porque aún no teníamos número japonés). Desde ese momento tienes 14 días para ir al ayuntamiento de tu barrio y registrar tu dirección. Esta tarjeta es tu ID japonés, así que es obligatorio llevarla siempre encima.

TarjetaresidenciaJapon

 

2. Registrar tu dirección en el ayuntamiento

Una vez instalados debemos averiguar dónde está el ayuntamiento de nuestro barrio y tenemos que llevar

  • Pasaporte
  • Residence Card
  • Seguro médico de viaje
  • Fecha de llegada al país
  • Dirección de tu alojamiento en ese momento
  • Si estás alojado en una residencia de estudiantes o share house, también debes llevar tu número de habitación

Allí hay que rellenar un papel que está en japonés pero que rápido os ayudarán a escribir. Una vez entregados todos los papeles deberemos esperar un rato mientras los cotejan y al rato nos devolverán nuestra residence card con nuestra dirección actual.

RegistrarresidenciaJapon

 

3. Seguro médico japonés

El mismo día que vayamos a registrar nuestra dirección en el ayuntamiento, nos preguntaran si queremos inscribirnos en el programa de sanidad del país. Habíamos leído que era obligatorio pero no lo es y como ya llevábamos un buen seguro de viajes decidimos no inscribirnos. El precio anual por persona era de 2200 yenes (17 euros).

 

4. Registrar las bicis (En caso de que os mováis en bici)

Moverse en bici es lo más normal en todo el país y cómo nosotros ya nos movíamos en bici en España, nos las hemos traído. Aun así, si no te la traes y una vez en Japón te apetece comprarte una, lo puedes hacer casi en cualquier esquina. Hay tiendas de bicis por todos sitios y además son baratisimas! Hemos visto bicis de segunda mano pero en perfecto estado por 50€ o nuevas por 120€.

Eso sí, para poder circular con ellas legalmente deben estar matriculadas.

Este trámite es bastante sencillo, basta con llevar impresa tu factura de la bici comprada en España (si la factura refleja el número de bastidor, mucho mejor) a cualquier tienda de bicis y decir: Bouhan touroku, que quiere decir Registro antirobo. Te revisaran que coincidan los datos con la bici, te harán rellenar un papel en japonés con tus datos, tu dirección en Japón y un número de teléfono japonés.

Si todo está bien, te pondrán una pegatina naranja con un código en la bici y te darán una copia que debes guardar por si te la roban o tienes algún problema con ella. El precio de este trámite es de 600 yenes (5 euros).  

bicis_Japon

bicis_Japon